Leishmaniosis, otro peligro laboral Con El Fin De las perros que cuidan el ganado

Leishmaniosis, otro peligro laboral Con El Fin De las perros que cuidan el ganado

La incidencia sobre la enfermedad crece en Galicia por el marchas climбtico. El peligro no solo se queda en el sector, tambiйn estб en las ciudades.

Los perros pastores, esos que son cristianos trabajadores del sector, los mastines que protegen al ganado de las ataques del lobo o las pequeсos mestizos que son la senal mбs acostumbrado de estas casas de pueblo tambiйn han de enfrentarse a riesgos laborales derivados sobre su actividad. Y no ha transpirado Tenemos individuo que nunca solo les afecta a ellos, tambiйn a las canes de ciudad. Inclusive puede regresar a las dueсos. El peligro lo trae volando un pequeсo insecto, el feblotomo, que es el vector transmisor de la leishmaniosis, la segunda enfermedad mбs fundamental transmitida por un parбsito protoz despuйs de la malaria cuya incidencia no deja de subir en Galicia debido al intercambio climбtico. De hecho, Ourense es una de las provincias con un nivel sobre prevalencia gran sobre Espaсa. Anteayer, martes, se celebrу el dнa mundial de esta z nosis olvidada y no ha transpirado para que nunca se olvide desde MSD Animal Health han organizado la III Semana sobre la guerra liga a la leishmaniosis. Cualquier con el fin de que no se convierta en un inconveniente de salubridad pъblica.

«Histуricamente no habнa incidencia sobre esta enfermedad en el norte de la Penнnsula, pero hoy por hoy tenemos tanto el vector (el insecto) igual que reservorio. En porciones de Galicia como Ourense, la prevalencia puede llegar a mбs de el 30 %», explica Federica Burgio, sobre MSD Animal Health. En el grupo sobre la comunidad ese нndice se mueve en una media sobre dentro de el 1,6% inclusive el 24,3%, segъn las datos que maneja MSD Animal Health. De ahн que la prevenciуn seri­a muy urgente de evitar que la indisposicion llegue a humanos. De hecho, en Madrid han detectado el gran brote en humanos sobre la UE.

En las zonas rurales, como podri­a ser, los perros estбn expuestos a lo largo de abundante mбs lapso al insecto. Mбs allб de que los animales domйsticos o el ganado puedan tener una interrelaciуn con animales salvajes, que tambiйn son un reservorio sobre la patologнa. «El insecto que lo transmite seri­a mбs dini?mico al atardecer y al amanecer desplazandolo hacia el pelo puede dar unas 100 picaduras por hora a un chucho. Entonces el peligro de un animal que estй funcionando en el sector cualquier el dнa es gran. No quiere decir eso que un achuchado que vive en un casa sobre una ciudad no tenga tambiйn las riesgos, pero no lo paseemos en la franja horaria con mбs peligro», apunta la XX.

Mбs calor en ciudades

Sobre hecho, apunta que hay que tener en cuenta que las urbes son islas tйrmicas por motivo de que el trбfico, las edificios sobre hormigуn. favorecen que el calor suba entre 2 y no ha transpirado 3 grados con respecto a la que pudiese tener en una region rural «Eso le fascina al feblotomo». Ademбs, seri­a capaz de desaparecer muy gran. «Un aperreado que estй, por ejemplo, en una terraza en Ourense https://datingranking.net/es/beautifulpeople-review/ o en un jardнn exterior puede tener mбs riesgo que uno que estй en el campo, pero para los perros del rural el permanecer afuera tantas horas seri­a lo que aumenta el peligro. No hay que ignorar que el insecto puede entrar por la ventana».

їCуmo prevenir la enfermedad? De Burgio lo que existe que efectuar es utilizar repelentes cuya efectividad estй probada y que sean duraderos en el lapso «El feblotomo muerde la epidermis y no ha transpirado provoca dolor. Es entonces cuando transmite el protoz que ha adquirido al morder a un animal en el que este es huйsped igual que la vaca, una liebre. El repelente lo que hace podri­a ser al posarse le provoca un escozor en las patas que acaba haciйndole eludir. Puede alcanzar a morir de inaniciуn».

La cuestiуn podri­a ser guardar a las perros que trabajan en la hacienda seri­a amparar tambiйn a los que viven en desplazandolo hacia el pelo sobre ella. Asi­ como, por extensiуn, al resto sobre la poblaciуn.

ใส่ความเห็น

อีเมลของคุณจะไม่แสดงให้คนอื่นเห็น ช่องข้อมูลจำเป็นถูกทำเครื่องหมาย *